Balnearios para la tercera edad

No hay persona que más necesite de un baño relajante y confortable que aquellas que gozan de una mayoría de edad bastante elevada, para ello es que existen los  balnearios para la tercera edad tan benéficos como relajantes que consiguen hacer maravillas con el cuerpo de las personas que lo necesitan.

El agua, desde siempre ha tenido propiedades curativas para el organismo humano a tal punto de que, literalmente, no se puede vivir sin la presencia de ella. La naturaleza nos colma de tan benéfico líquido que no hay mejor forma de aprovecharlo que sumergirnos allí, en esas aguas termales tan calientes y cautivantes que tienen efectos de rejuvenecimiento, rehabilitación e inclusive de curación. De hecho, puedes hacer uso de los balnearios para adelgazar si así lo quieres, logrando conseguir ese cuerpo deseado con solo un par de minutos en esta clase de aguas tan sanadoras. La clave es, conseguir un balneario o agua termal ideal para el tratamiento que se desea recibir.

Mejorar la salud de los ancianos con balnearios es algo que debe hacerse en repetidas ocasiones para observar buenos resultados, por ende es pertinente conocer un poco los términos que se refieren a balnearios para mayores, ya que pueden ser muy rebuscados y en su defecto inentendibles.

Terminología de los balnearios

Hay muchos términos diferentes que hacen alusión a balnearios tercera edad, se citarán solo los más comunes para no estar perdido en este nuevo y fascinante mundo de las aguas reparadoras:

  • Aerosoles: Aparatos que dispersan el agua para lograr que la misma pueda ser respirada mediante el vapor. Es
    muy útil para hacer terapias que tengan que ver con vapor.
  • Agua Bicarbonatada: Agua cuyo componente primordial es el cloruro de sodio. Este tipo de agua es muy común cuando se tienen problemas de trastornos reumáticos y respiratorios.
  • Agua Mineromedicinal: Generalmente se conoce con este nombre al agua de manantial que tiene facultades terapéuticas.
  • Baños termales de contraste: Son esos baños que consisten en un cambio de temperatura en el agua para lograr beneficios en la piel y en la salud.
  • Terma romana: Un paseo por diferentes tipos de saunas, aguas termales, piscinas y balnearios que hay que seguir en riguroso orden para obtener buenos resultados.
  • Peloides: Nombre científico por el cual se le conoce al lodo, fango, barro y demás.
  • Presoterapia: Aparato que realiza un drenaje linfático mediante el uso de cámaras de aire que ejercen presión progresiva a las extremidades.

Y así como estos términos hay muchos otros más que te pueden introducir de buena manera a este mundo de balnearios para la tercera edad cuyos beneficios son tantos que simplemente no puedes dejar de probarlos.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *