Las personas de la tercera edad tienen mayor riesgo de padecer ciertas enfermedades, sufren cambios hormonales, pueden tener más carencias alimentarias. Por tanto, la alimentación en personas ancianas debe