Animales y mayores

Muchas investigaciones han demostrado que cuando las personas alcanzamos la vejez, el hecho de tener cerca un animal de compañía mejora considerablemente nuestro bienestar. El estrés disminuye e incluso las visitas al medico son menores. Son muchos los centros residenciales que cada año se suman a hacer terapias con animales. Muchas personas en estas residencias reciben pocas visitas de familiares y se sienten solas o que no sirven para mucho.Hay muchos mayores que con la edad se encierran en si mismos y se vuelven apáticos o mas antisociales,el poder recibir cariño de un perro les reporta beneficios en el ámbito físico, psíquico y social.Un perro entrenado para terapia es una fuente de alegría que proporciona cariño y compañía a los ancianos. Los vínculos afectivos con sus iguales mejoran considerablemente al igual que los problemas motores pueden verse mejorados por medio del cepillado del perro (motricidad fina) o de motricidad gruesa mediante el paseo o el juego.

Animales y tercera edad

En España únicamente hay 3 residencias que han empezado a utilizar terapia con perros con fines terapéuticos y han concluido que el 100%de los residentes han formado parte en la actividad. Es más, los mayores esperan con ansia el día en el que los perros van a visitarles y se deshacen en mimos y caricias con ellos a lo largo de cada sesión.

Por otro lado, los mayores que viven solos (con hijos emancipados) y deciden adoptar un animal de compañía vuelven a sentir esa necesidad de encargarse y cuidar de alguien. Y al final el uno se apoya en el otro y viceversa. Por otro lado, además de mejorar sus vínculos afectivos, les obliga en el caso de que ser un perro, a salir a la calle y comunicarse con los demás, incluso les alivia la sensación de soledad que puedan sentir y logra que se sientan mas útiles puesto que hay alguien que les necesita y que depende de ellos. Son muchas las personas que bien por sus condiciones físicas o emocionales no se sienten aceptados en sociedad, el establecer un vinculo afectivo con un animal reduce ese miedo al rechazo ya que a diferencia de los humanos, los animales no prejuzgan al que tienen enfrente por lo tanto la aceptación va a una aceptación incondicional y para toda la vida seas como seas física o emocionalmente.

Perro tercera edad

 

 

2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *